400 Chistes para partirse la caja by Berto Pedrosa

400 Chistes para partirse la caja

byBerto Pedrosa

Kobo ebook | October 21, 2014 | Spanish

Pricing and Purchase Info

$4.25

Prices and offers may vary in store

Available for download

Not available in stores

about

¿Por qué si nunca usamos las páginas amarillas, cuando las ves en el portal te pones contentísimo y piensas en cogerlas todas? 

Esto son dos tíos que van por la carretera en su coche. 
Llegan a un punto donde se encuentran un cartel que pone: BORDE PELIGROSO. 
Extrañados se apean del vehículo y se asoman al barranco, y mientras están mirando viene por detrás un tío borde y los empuja. 

¿Cómo termina un elefante a los pies de un roble? 
Se sienta en una hoja y espera a que llegue el otoño. 

ENVERGADURA: Lugar de la anatomía humana dónde se colocan los 
condones. 

—Buenas tardes, ¿está usted en casa? 
—No, me paseo con el teléfono fijo por toda la ciudad. 
—Ah, pues ya le llamo luego. 

Las manchas de grasa quedan como nuevas si se frotan regularmente con mantequilla. 

—El alcohol no soluciona ningún problema. 
—La leche tampoco. 
—Aun así, prefiero ser un adicto al sexo que un borracho. 
—En este momento yo también prefiero que lo seas. 

¿Qué dice una mujer cuando se sienta en un coche por primera vez? 
¡Genial, tres espejos! 

¿Por qué los hombres son más inteligentes mientras follan? 
Porque se conectan a la computadora principal. 

ELECCIÓN: Lo que expelimenta un oliental al vel una película polno. 

¿Qué dice un león en el hielo? 
Tengo frío. ¡A la mierda el intercambio estudiantil! 

—Doctor, hice lo que me recomendó para los ardores y ahora… ¡¡tengo sífilis!! 
—Le dije "sal de frutas”. ¡¡Frutas!! 

Arnold Schwarzenegger lo tiene largo, Brad Pitt corto, Madonna no tiene y el Papa nunca lo utilizó. ¿Qué es? 
El apellido. 

—¿Cómo viaja usted en un autobús de primera clase si su billete es de tercera? 
—Comodísimo, oiga. 

Una mujer va a una pitonisa y se cuela por delante de 10 personas. 
—¿Qué hace? —le preguntan los demás, enfadados. 
La mujer señala a la pitonisa y dice: 
—Ella sabía que esto pasaría. Por eso no pedí hora. 
Todos asienten con la cabeza. 

—Joder, ese camion lleva ahí delante dos horas sin dejarme adelantar. 
—Eso es la puerta del garaje, Tomás. 

¿Cómo te das cuenta de que la tinta invisible se ha acabado? 

En matemáticas, ¿alguna vez has pensado que a lo mejor la X quiere permanecer en el anonimato? 

¿Cómo se reproduce un erizo? 
Con muchísimo cuidado. 

Y así hasta 400 :)

Title:400 Chistes para partirse la cajaFormat:Kobo ebookPublished:October 21, 2014Publisher:Nuevos AutoresLanguage:Spanish

The following ISBNs are associated with this title:

ISBN:9990046114834

Look for similar items by category:

Reviews